Puerto Rico está experimentando una crisis de deuda. Esta crisis ha afectado a la isla desde hace años y es evocadora de otras crisis de deuda como en Detroit, Grecia y Argentina. Hoy en día, vamos a ver un aspect que con frecuencia se olvida de la crisis de deuda en Puerto Rico: la difícil situación de los pensionistas de Puerto Rico. El sistema de pensiones de Puerto Rico esta casi completamente fuera de fondos. En este punto, el fondo de pensiones está pagando el dinero que esta recibiendo, y no hay acumulación de bienes para obligaciones futuras. La última valoración a disposición del público del plan de pensiones tenía el coeficiente de financiación al 3 por ciento.

Cuando las pensiones están en problemas, las causas fundamentales son típicamente políticos irresponsables que no cumplieron con sus pagos y la recesión global tras el colapso económico de 2008. Ambas cosas son ciertas en el caso de Puerto Rico, donde los problemas económicos antes de la Gran Recesión se agravaron. La isla también tiene que enfrentarse con su estatus único como territorio. Su estatus territorial significa Puerto Rico está gobernado por un mosaico de leyes que crean enormes lagunas en donde los intereses financieros del continente EEUU han podido explotar. Los gerentes de fondos de inversión libre ya conocidos como fondos buitre han inundado la isla para aprovecharse de la crisis económica.

Durante la Gran Recesión, el gobierno de Puerto Rico emitió una serie de bonos para cubrir su acumulación de deudas. Esta solución a corto plazo mantuvo el gobierno a flote durante la recesión. Incluso después de que la recesión terminó oficialmente, sin embargo, la economía de la isla no se recuperó y su situación de deuda empeoró. Muchas personas dejaron de prestar al gobierno de Puerto Rico con excepción los fondos buitre. Estos fondos de inversión libre son llamados “buitres” porque se especializan en la compra de deuda a bajo precio de gobiernos afligidos y luego usan amenazas legales y presión política para obligar el pago de la deuda junto con condiciones favorables para ellos. Los fondos buitres pueden hacer grandes ganancias de esta deuda si son devueltos a su valor total en dólares, más intereses.

Puerto Rico tiene al menos $73 millones de deuda que no puede pagar. Miles de puertorriqueños se van de la isla cada año para encontrar trabajo en los EEUU. Este éxodo de la poblacion disminuye la fuerza laboral y erosiona la base de donde poder coleccionar impuestos en el Estado Libre Asociado. La tasa de pobreza en Puerto Rico ya esta sorprendentemente alto a 45 por ciento. Los buitres, sin embargo, quieren su dinero. Ellos están haciendo un esfuerzo concertado para obligar a Puerto Rico a pagar el costo total de su deuda aunque la economía de la isla no es lo suficientemente fuerte. Incluso los fondos buitre le pagaron a alguien para escribir un informe recomendando que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico tome medidas drásticas para reducir los costos, incluyendo el despido de maestros, el cierre de las escuelas, y el corte de pensiones.

Disminuir las pensiones de los jubilados de Puerto Rico con el fin de pagar a los fondos de inversión de Wall Street no debe ser parte de la decisión . Administración de los Sistemas de Retiro de los Empleados del Gobierno del ELA y la Judicatura tiene más de 125,000 miembros activos que contribuyen con 10 por ciento de sus ingresos hacia su pensión. Hay 107,848 jubilados que reciben beneficios. La pensión media anual en Puerto Rico es un muy modesta $ 12,708- significativamente más baja que la mayoría de los beneficios recibidos por jubilados en el EE.UU. Las pensiones de los jubilados no deben ser utilizados como moneda de cambio en las negociaciones con los fondos buitre.

Recientemente, varios senadores de EEUU introdujeron una legislación que designará a los fondos de pensiones de Puerto Rico como prioridad al pago en cualquier decisión sobre el pago de deuda o una reestructuración. Esto significa que las pensiones de Puerto Rico serían priorizadas en las negociaciones sobre la forma en que el Estado Libre Asociado debe satisfacer sus deudas. Todas las partes implicadas en la resolución de esta crisis- el Congreso de EE.UU., los líderes políticos de Puerto Rico, los fondos buitre-tienen una obligación moral de proteger a los jubilados de la isla. Los jubilados no deben ser arrojados a la pobreza de manera que los intereses de los ricos financieros de Wall Street pueden tener ganancia. Estos jubilados trabajaron duro y jugaron por las reglas toda su vida laboral, y no deben asumir el costo de los errores de otros.

Empleados públicos y jubilados de Puerto Rico hicieron su trabajo y se ganaron los beneficios de pensión que se les prometió. A cortar las pensiones con el fin de pagar a los acreedores  no sólo no hace nada para mejorar la situación, pero hará que la crisis humanitaria que se empeoré. El Congreso tiene un imperativo moral de actuar.

Lea una versión en Inglés de esta entrada del blog aquí: https://protectpensions.org/2016/03/23/puerto-rico-pensions-vulture-hedge-funds/